Mensaje del Pbro. Tomás Toral a toda la Diócesis de Cuernavaca

Mensaje para la Cuaresma 2019

El papa Francisco en su mensaje para esta cuaresma 2019, nos invita a que se manifieste nuestro verdadero SER DE HIJOS DE DIOS, para que de esa manera podamos también ayudar a la redención de la creación que está expectante por esta manifestación.

Manifestarnos como Hijos de Dios, significa decirle no al pecado que desde la creación nos ha esclavizado y engañado anidando en nuestro corazón el querer ser dueños absolutos de la creación y del otro.
LA MALDAD EN EL CORAZÓN DEL HOMBRE hace que, por su egoísmo, no le permita buscar a Dios como verdadero Dueño de la creación, y por lo tanto destruye, aniquila, asesina y deforma el proyecto original de Dios tanto de la NATURALEZA, DEL PRÓJIMO Y DE SI MISMO que es vivir en COMUNIÓN con todo lo que Dios ha puesto en sus manos.

Que se manifiesten los hijos de Dios como afirma Mt 24,12, significa dejarnos llevar como NUEVA CREACIÓN EN CRISTO, pues “SI ALGUNO ESTÁ EN CRISTO, ES UNA CRIATURA NUEVA” (2ª Co 5,17).
Por eso dejémonos llevar por el camino cuaresmal hacia la Pascua “dejándonos restaurar nuestro rostro y nuestro corazón de cristianos, por el arrepentimiento, la conversión y el perdón”.

El miércoles de ceniza nos invita a comenzar este camino de conversión; mediante el ayuno, la oración y la limosna.
Estas actitudes cuaresmales nos tienen que ayudar a restaurar la comunión con nosotros mismos, con el prójimo, con la naturaleza y en suma con Dios.

El ayuno nos invita a caminar ligeros de equipaje, conscientes de tantas personas en nuestro mundo que pasan hambre y sed, y que podremos hacer algo para saciarlos. No dejes que el ayuno espiritualista te aparte del hambre de tu hermano.

La limosna es la mejor cara que podemos poner ante los otros, los que anhelan compromiso, solidaridad y un poco de fraternidad. No dejes que tu bolsa o cartera te aparte de la necesidad de tu hermano.
La oración nos introducirá por el camino de la interioridad, de la reflexión, de vernos a nosotros mismos con la mirada de Dios. No dejes que el ruido apague tu sed de Dios.
“Que nuestra cuaresma sea tiempo de compromiso y de mover corazones, desate nudo, abra frontera y de abrazos. Pongamos un granito de arena para un mundo bueno, que nuestro compromiso sea ser santos, fecundos para el mundo” (Guiones litúrgicos; Cuaresma y pascua 2019 ciclo c; Caritas española).

Dios nos da la oportunidad de vivir un proceso de conversión donde se manifieste que somos sus Hijos.

Pbro. Tomás Toral Nájera.
Vicario general y Rector de Catedral.