Historia

El Convento Franciscano de Cuernavaca fue la quinta fundación en la Nueva España. Su edificación inició en 1525, después de los conventos de México, Tlaxcala, Huejotzingo y Texcoco. Su construcción se realizó sobre un antiguo templo indígena con materiales y mano de obra autóctonos.

El Conjunto Conventual de Cuernavaca es representativo de la arquitectura franciscana construida durante el siglo XVI para evangelizar a los nativos de la región. Algunos espacios sobresalen por su importancia litúrgica como la Catedral, otros por su antiguo carácter catequetico y litúrgico, como el atrio, la capilla abierta y las capillas pozas así como el claustro que es devocional. La estética del convento simboliza los valores espirituales característicos de la orden franciscana como la sencillez, la humildad y la austeridad, mismos que se reflejan en el diseño del convento.

Se inició la construcción de la Catedral de Cuernavaca, templo consagrado a la Asunción de la Virgen, en 1525. Se sabe que encontraba avanzada en 1552 y se ignora la fecha de su conclusión. La Catedral tiene planta arquitectónica rectangular de una sola nave y bóveda de cañón corrido, su cabecera poligonal con coro alto. El acceso orientado al norte, conocido como Puerta Porciúncula, es una característica de los templos franciscanos del siglo XVI (cruzar por esta puerta en la celebración del Jubileo, el 2 de agosto, otorgaba indulgencia plenaria).

Al exterior fue reforzado por contrafuertes y un botarel, sus anchos muros rematan con almenas y merlones que le otorgan un carácter fortificado al igual que la barda atrial.

La Catedral tiene intervenciones en siglos posteriores a su edificación. Durantes el siglo XVII, se adicionaron la pintura mural del martirio de San Felipe de Jesús…

Autores:
MHA. Adriana Rodríguez.
MHA. Erika Leyva.

® Derechos reservados.