Cinerario comunitario

El ccinerario comunitario nos ofrece otra visión, ya que nuestras cenizas son mezcladas juntas sin separaciones, sin costo alguno y sin importar raza, religión, nivel socioeconómico u otra restricción.

Es un medio de das testimonio con nuestros restos humanos de lo que esperamos también será un destino final de la unidad en Dios.

Esta instalación innovadora es la primera en México y solamente la segunda en toda América Latina, ya que los cinerarios comunitarios se gestaron en Buenos Aires bajo el Arzobispo Bergoglio en 2004, a quien ahora conoce como SS. Papa Francisco.